sábado, 14 de octubre de 2017

miedo

he vivido con él desde siempre. primero a cosas cotidianas. a la oscuridad, a las plumas, a las mariposas nocturnas, a mi fobia por excelencia que no nombro públicamente, a los payasos. luego pasó a otro tipo de miedos. como el miedo al fracaso, al ridículo, a andar en micro, a salir a la calle, a caminar más allá de los límites 100% conocidos, miedo a ser tonta, ser fea, y eventualmente un miedo paralizante; a crecer. anduve como un año con esa mierda.

luego vino el otro temor, tan o más paralizante que el anterior; al azheimer, a la vejez. miedo a esa degeneración que convierte a una persona que amabas en un cuerpo con ojos sin vida, ojos que miran al vacío, una boca que pregunta por su mamá y que llora cada vez que le contestamos que ella murió, hasta que dejamos de decírselo. ¿me iba a pasar a mí?¿a mis papás?¿así es como termina?

me gustaba teatro. no solo eso, me encantaba. pero me daba miedo. me salí, aterrada del público, de la 'profesora, de mis compañeros de teatro, de mí misma haciendo el ridículo. también me gustaba gimnasia rítmica. me presenté una vez, salí llorando del escenario y nunca más volví.

me gustó un niño en el colegio. y yo no quería que se acercara a mí. porque me daba miedo que me estuviera mintiendo sobre que yo le gustaba.

miedo a andar en avión, miedo a las alturas, a los terremotos, a los seres que vuelan, a mis compañeros, a las burlas, miedo de la exposición, de la crítica.

miedo a no entrar a la universidad, a no entrar a la carrera que quería, miedo al mechoneo, miedo de no pasar ningún ramo, miedo de no haber escogido bien, miedo de esos 7 años por delante, de no ser médica nunca.

pánico a que se vaya. a que se aburra. a que haya otra persona. temo enormemente que me mientan. siempre asumo que me mienten. encuentro argumentos en todos lados para convencerme de que todo lo que creo es mentira. miedo a no ser suficiente.

miedo a estar dando todo por nada.

dolor en la parte superior del pecho. manos sangrando. jaquecas. nudo en la garganta. llanto descontrolado. dolor de extremidades. cortarme mi propio pelo una y otra vez. pellizcar mi cara. comer. engordar. consumir un paquete de chicles diario. bruxismo. pena.

miedo


lunes, 15 de mayo de 2017

histeria

todos estamos terrible de dañados. no importa cuanto tratemos de no estarlo, cuanto esfuerzo pongamos en cambiar, en ser siempre optimistas, en no dejar que las cosas nos hagan daño. por lo menos, yo lo hago así. y creo que la gran mayoría. nos tratamos de proteger, es lógico buscar confort dentro de lo posible, y querer permanecer en los estados más cómodos posibles la mayoría del tiempo

pero es muy chistoso porque el mundo no está configurado para que una esté tranquila (podría decir "feliz" pero cómo tan deprimida, así que no). nada, absolutamente nada, está hecho para que crezcamos  y nos desarrollemos en paz. y es una locura. erikson lo decía: nuestro desarrollo consiste en una sucesión de crisis y la superación de cada una. SUCESIÓN DE CRISIS

NOS DESARROLLAMOS EN MEDIO DE CRISIS, QUÉ CHUCHA

y podríamos echarle la culpa a todos los sistemasopresoresh como el capitalismo, patriarcado, colonialismo, racismo, y muchos ismos más, y en cierta forma es cierto, pero pucha, no hablemos de esas cosas como los cristianos hablan de dios, como si no hubiera nada más y nos conformamos no más. todas las mierdas que nos hacen sufrir las crearon los seres humanos, y no es solo que las hayamos creado: las mantenemos actualmente. una locura. creamos algo, lo odiamos, lo mantenemos, lo odiamos, y lo seguimos manteniendo, y lo seguimos odiando.

qué es eso de sentirse culpable por comer. qué es eso de sentirse mal por no poseer ciertas cosas. qué es eso de los celos. qué es eso de odiarnos a nosotros mismos. por qué chucha tenemos traumas. por qué las mujeres les tenemos miedo a los hombres. por qué las diversidades sexuales se siguen escondiendo. por qué siguen matando negros, qué es eso de no poder hacer las cosas que queremos porque siempre hay algo que lo impide.

no hay nadie que no esté dañado. nadie que no tenga trancas, nadie que no llore nunca. nadie que no tenga temas de los que no quiera hablar.

yo me siento muy bacán a veces. muy bacán porque siento que he escapado de ciertos estereotipos, porque me siento más justa con el resto y porque igual he logrado varias cosas. no sé, me siento bacán no más. linda, rica, qué sé yo. pero jamás dura. porque el mundo no está hecho pa que eso dure

paren un poco todo

sábado, 6 de mayo de 2017

ideas 1

en general me pasa que no puedo creer la gran mayoría de las cosas que me pasan o le pasan al resto. me da risa todo. no literalmente (no siempre, por lo menos). 
somos muy ridículos nosotros. lo que hacemos, nuestros hobbies, nuestras obligaciones, las relaciones que establecemos con el resto. pero no le echaré la culpa a esta generación, a esta época, al siglo XXI. 

el siglo XXI es tan ridículo como todos. Los siglos de por sí son ridículos. A qué ser excepto a nosotros, seres humanos, se nos ocurre dividir ese elemento intangible llamado tiempo en grupitos de 100 años, en meses, en minutos, en eones. Miramos el reloj (lo acabo de mirar, son las 12.30 am), y esas manillas nos dicen en qué momento de ese concepto de día que nosotros mismos nos inventamos estamos. simplemente ké hueá, cabros

yo antes escribía harto, ¿saben? Cuadernos y cuadernos llenos (o casi, en realidad, porque luego me daban ganas de empezar otra historia y abandonaba la anterior prometiéndome que la seguiría eventualmente). Poemas, novelas, cuentos, lo que se me ocurriera. Y mi diario, obvio. cómo olvidar mi diario de vida. cuántas emociones hay en esas páginas. cuanta rabia, alegría, amor, nostalgia y miedos hay en esos diarios ahora guardados en mis repisas. aún escribo en él cuando me siento superada. pero cada vez es menos. cada vez uno se lo guarda más. 

estoy escuchando música. ahora suena The only exception (versión Glee obvio porque voy a ser fan siempre, lo siento). ¿ustedes creen que el amor existe? igual me da entre risa y pena cuando alguien afirma que no. que es una ilusión, que es una reacción química, o al contrario, cuando afirman que sí existe, pero que el amor duele.

el
amor
duele
?

cuando oigo eso no pienso nada, sólo se me viene una palabra a la cabeza: antítesis. qué es eso de que el amor duele. cóoooomo. el amor es bellísimo. el amor jamás duele. duele el desamor, duele la distancia, duele que el objeto/ser amado desaparezca o se vaya, duelen las inseguridades, duelen  las personas tóxicas, duele el patriarcadooooooooooooooooo (patriarcado de mierda, nos ha cagado tanto la vida). no duele el amor, duelen las circunstancias. no hueveen

escucho esto y qué foaaaarte esa parte en que ella dice "y ahora quieres que sea tu amiga, pues amigo dime como borro esto que siento"con esa voz tan poderosa que tiene. Mon Laferte eres una reina.

besitos, <3 
(voy a adjuntar fotos bonitas en todas las entradas)